Agfra, empresa de ingeniería ubicada en la Comunitat Valenciana, ha implantado recientemente un Código de Buen Gobierno con el objetivo de manifestar su compromiso para actuar con equidad, respeto, responsabilidad y transparencia.

El documento recoge las normas de comportamiento que deben regir la relación entre la dirección y los consejeros de la empresa, con el resto del equipo, así como con la sociedad en su conjunto.

El objetivo final de este documento, al que tienen acceso todos los empleados de Agfra, es “guiar la actitud, el comportamiento y la conducta de los directivos y colaboradores de la compañía, de tal manera que contribuyan con el crecimiento y desarrollo de las demás personas, la empresa y el país”.

Entre los principios que recoge el Código de Buen Gobierno destaca “la promoción de un ambiente de igualdad y justicia con todos los integrantes del equipo, evitar el favoritismo y tener coherencia entre lo que se dice y lo que se hace”.

Este documento plasma por escrito la voluntad de la empresa por dotarse de unas normas que buscan “actuar sin prejuicios, evitar criticar, despreciar, juzgar, rebajar o etiquetar a la gente, no apropiarse de logros ajenos, reconocer el esfuerzo o promover el equilibrio entre la vida personal y laboral”, entre otros.

El Código de Buen Gobierno de Agfra insta a actuar “con responsabilidad y transparencia”. Entre otras propuestas plantea “actuar con rectitud, integridad y veracidad, hacer las cosas bien desde el principio y reconocer y hacerse cargo de las consecuencias de sus propias acciones y conductas”.

Respecto a la transparencia, todo el equipo de Agfra se compromete a “actuar de manera abierta, honesta, ética, clara y oportuna, sin ocultar información”.

Para José Manuel Orta, presidente del consejo de administración de Agfra y consejero delegado de la empresa, el objetivo que tenemos con este documento es “dejar por escrito nuestra voluntad de actuar de la mejor manera posible para cumplir con nuestras metas. No se trata solo de obtener beneficios, sino de crear un entorno justo para que cada uno desarrolle su actividad.” “Además -continúa Orta- el hecho de que Agfra cuente con un Consejo de Administración nos obliga a ser mucho más transparentes. La idea partió de nuestro secretario, Ignacio Varona y valoramos que tendría un impacto muy positivo en la empresa, en los empleados y en los colaboradores”

Por su parte, Ignacio Varona, abogado y secretario del consejo de administración de Agfra ha señalado que “los valores son uno uno de los mayores patrimonios de la empresa, estos serán tanto los cimientos, como la guía que siempre deben acompañar el camino hacia el cumplimiento de los objetivos, y se deben de transmitir expresamente para que todas las personas integrantes de la compañía, los conozcan y los apliquen en sus funciones diarias.  Destacando, que para el caso de AGFRA, personalmente también ha sido una manera de reflejar la memoria del que fue presidente de la compañía Emilio Orta y recoger su legado, integrándolo dentro de un proceso de profesionalización y mejora continua de la gestión, con objetivos determinados de crecimiento en todas las áreas”.

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.